Binomio Libertad - Responsabilidad.

Al activarse la voluntad en el hombre, la cual le permite decidir y optar, se moviliza el binomio Libertad/Responsabilidad, el cual está compuesto por dos de los elementos constitutivos de la existencia humana. Estos elementos deben ser considerados como 'fenómenos primarios, irreductibles, del ser del hombre', es decir, que no son fenómenos accesorios derivados de estratos anteriores o más simples del ser. Son auténticos fenómenos humanos, característicos y constituyentes del mismo hombre.

En primer lugar la libertad, vista como una capacidad para optar, mediante la cual es posible decir "si" o "no" y que está encausada hacia algo, que es una libertad para algo dentro del devenir existencial del ser humano y que lo invita a tomar postura frente a los condicionamientos y una actitud adecuada frente a sí mismo, frente al entorno y frente a la existencia misma.

En segundo lugar la responsabilidad, entendida como la habilidad de responder. Responder ante lo que la vida va poniendo en el camino, responder ante lo que va interpelando y responder ante el sentido que invita a ser cumplido en lo personal y en lo concreto.

Estos dos elementos constituyen un binomio indisoluble, complementándose y equilibrándose uno al otro, evitando así ir a los extremos y caer en excesos.